15 agosto, 2014

Tratamiento keratina para tu cabello


9
  • Elvive Liso Keratina Champú La perfección de un liso Fibra a Fibra. Ver detalles
  • Elvive Liso Keratina Crema suavizante Crema suavizante Liso Keratina Ver detalles
  • Elvive Liso Keratina Mascarilla Mascarilla con Serum Alisador Ver detalles

La keratina se ha convertido en el producto estrella para disciplinar cabellos rebeldes y encrespados. Se trata de un tratamiento que en su origen proviene de Brasil y que lleva ya años triunfando en Estados Unidos y Europa. Pero, ¿por qué se ha hecho tan famoso el tratamiento keratina?. Mantén el pelo liso gracias a la keratina.

Lo primero que tienes que saber es que el pelo está compuesto de keratina en su mayor parte, además de agua y otro tipo de elementos. Se trata de una proteína, responsable de dar elasticidad y fuerza al cabello. Tanto por fuera como por dentro. Un pelo sano tendrá la textura y la elasticidad perfecta gracias a las dosis equilibradas de keratina. Pero lo bueno que tenemos ahora es que gracias a la ciencia podemos volver a dar un “chute de energía” a nuestra melena gracias a los tratamientos que tienen keratina.

Evolución de los tratamientos de keratina

Cuando la keratina llegó a España su aplicación era de uso exclusivo en salones y su resultado final una melena brillante y sana pero eso sí, extra lisa. Ahora ya podemos disfrutar de productos para la aplicación en casa. Productos que fortalecen el cabello mejorando su estructura desde el interior. El objetivo final es hacerlo más elástico, luminoso y fácil de peinar. Una melena con un liso perfecto, suave y sedoso pero sin apelmazar. Llena de movimiento.

Por ejemplo para un buen chute de “energía” para tu cabello la mascarilla Elvive Liso Keratina es perfecta. Está creada con una revolucionaria Micro-Keratina, un complejo de activos desarrollado por los laboratorios de L’Oréal, que rellena las irregularidades del cabello y alisa fibra a fibra el pelo.

Una buena manera de sacar el máximo provecho a la línea de Elvive Liso Keratina es usarla en su conjunto y prestar, además, especial atención a la aplicación de la mascarilla. Lo correcto es usarla una o dos veces a la semana dejándola aplicada durante al menos 10 minutos. Aunque para tratamientos de choque puedes incluso dejarla aplicada durante algo más de una hora. Rescata del cajón uno de esos gorros de ducha de algún hotel que pensabas que no ibas a utilizar. Colócatelo cubriendo la cabeza después de  haber aplicado una generosa cantidad de mascarilla, prepárate un buen té y aprovecha para ojear revistas. Así ganará en salud tu pelo y seguro que bajan también tus niveles de estrés.