7 marzo, 2014

Trucos para hidratar el pelo en casa


20
  • Elvive Re-Nutrición Champú Champú para suavizar y nutrir el cabello con Jalea Real. Ver detalles
  • Elvive Re-Nutrición Mascarilla Mascarilla que nutre los cabellos secos y devuelve la elasticidad. Ver detalles

El cabello seco es una pesadilla que te persigue no solo cuando hace calor, sino en todas las épocas del año, y sobre todo si eres de las que usa la plancha o el secador cada vez que te lavas el pelo. Descubre los mejores trucos para hidratar el pelo en casa. 

¿Cuántas veces has ido a pasarte el cepillo y se ha llenado de electricidad estática? ¿No sabes cómo hidratar el cabello? Atenta a los siguientes consejos:

Mascarillas caseras y demás mejunjes

Muchas veces habrás leído que mezclar esto o lo otro y hacer una pasta ayuda al cabello a hidratarse, y pensabas, “¿pero de verdad funciona o solo guarrea el pelo?” Pues sí, funciona de verdad, ¡presta atención!

Una solución rápida y con productos que todo el mundo tiene en casa es el remedio del aceite de oliva. El truco está en aplicar aceite de oliva tibio sobre el pelo (¡pero nunca en la raíz!) una media hora antes del lavado, para dejar que el pelo absorba los nutrientes que necesita. Después tienes que lavarlo dos veces con agua caliente y usar un acondicionador que lo complemente. Para el lavado, una buena opción es el champú Elvive Re-Nutrición o el Elvive Total Repair 5, que son específicamente para hidratar el pelo.

Si quieres algo más elaborado siempre puedes crear tu propia mascarilla. La puedes hacer añadiendo un poquito de aceite de oliva a un aguacate maduro muy bien machacado. Haz una pasta y masajéate el cabello cubriéndolo entero y dejándolo actuar unos minutos. Si además lo cubres con un gorro de ducha, potenciarás el calor y, con él, el efecto de hidratación del cabello. ¿Para quitártelo? Basta con lavarlo de la manera habitual.

Trucos sin potes

Si no acabas de fiarte de las mascarillas caseras o de echarte aceite en el pelo, siempre puedes optar por complementar los champús y acondicionadores que te eches con simples gestos cotidianos.

Uno de ellos es intentar enjuagarte el cabello con agua todos los días. Sí, es una tortura si te alisas el pelo, pero el agua es indispensable para un pelo hidratado. También puedes mantenerlo hidratado llenando de agua una botella de rociar y pulverizándote un poquito de agua en los mechones durante el día.

¿Sabías que las fundas de las almohadas también secan tu melena? Recógete el cabello en un moño o en trenzas para evitar que el pelo tenga contacto constante con la tela. ¡Notarás la diferencia!

¿Ya estás preparada para tener un pelo hidratado?