3 marzo, 2014

Cuidados para tener un pelo liso y libre de grasa


19

No hay nada más terrible que lavarte el pelo, dejártelo perfectamente liso y que a las pocas horas su aspecto sea grasiento, ¡como si no te lo hubieras lavado en una semana!

Es posible que no estés utilizando los productos adecuados o que, sencillamente, los apliques mal. En cualquier caso, el resultado es terrorífico y ¡es hora de plantarle cara! Ya no volverán los días en que tu pelo parecía recién salido de una freidora.

Ataca el pelo graso con las mejores armas

Para empezar necesitas productos de calidad e indicados para el cuidado del pelo liso. La gama de productos de Elvive liso intenso es perfecta para eso, ya que lo mantiene hidratado sin que se engrase. Pero  ¡cuidado!, no te apliques todos los productos por la cabeza como una loca. La mascarilla y el sérum solo debes utilizarlos de la mitad de la melena hacia abajo y en las puntas, que son las zona más castigadas y las que más necesitan recuperarse de la acción de secadores y planchas.

Aunque las mascarillas te pueden ayudar a mantener un pelo mucho más sano y cuidado, además de facilitar el alisado, tienes que saber cómo aplicártela. ¡No la utilices jamás en el cuero cabelludo! A no ser que quieras que se cierren las escamas de tu cabello y parezca como si te hubieras untado un filete por encima. Recuerda también que la parte que apliques de la mascarilla debe ser mínima y, como te decíamos antes, solo en las puntas.

Pequeños trucos que darán un respiro a tu melena

Pero vayamos al centro de la cuestión. Son muchos los mitos sobre el tema: que no debe lavarse a diario, que cuanto menos se lava mejor está… ¡Abajo esta leyenda urbana! El cabello graso es una característica natural del cabello y lavarlo más o menos no influye en que tenga más o menos grasa.

Existen algunos trucos que te pueden ayudar a mejorar el pelo graso y disminuir la producción de glándulas sebaceas que son las que generan la grasa.

¡Allá va un truco! Lávate el pelo con agua tibia y no especialmente caliente. Por mucho que te maraville quedarte bajo la ducha con el agua hirviendo, especialmente en invierno, el calor estimula mucho más la grasa, por lo que será contraproducente.

Por otro lado, ¿cómo te secas el pelo? Al salir de la ducha envuélvelo en una toalla y deja que absorba el agua, pero no lo fricciones o estimularás la producción de sebo y provocarás que se engrase.

Porque tener un pelo liso no es equivalente a tener un pelo graso ¡si usas los productos adecuados! ¿Cuál es tu truco para combatir la grasa en el pelo?