4 marzo, 2014

Cómo conseguir una melena rizada nutrida


18
  • Elvive Hidra-colágeno Champú Champú para pelos encrespados Ver detalles
  • ELVIVE HIDRA-COLÁGENO Acondicionador Acondicionador para pelos encrespados. Ver detalles
  • Elvive Hidra-colágeno Mascarilla Mascarilla para pelos encrespados Ver detalles

Las cabelleras lacias están muy bien y muy de moda, pero ha llegado el momento de comenzar una cruzada en defensa de las melenas rizadas. ¡A presumir de ondas!

El pelo rizado es maravilloso y además puedes conseguir que tu melena esté mucho más sana si evitas someterlo a la tiranía de las planchas y los secadores.

Es cierto que en ocasiones estas melenas son complicadas, que cuesta nutrirlas y que se encrespan con facilidad pero para todo hay solución. ¿Quieres una? Elvive Hidracolágeno X3, que evita el encrespamiento, nutre el pelo y hace que tus rizos se vean especialmente sedosos y no como si hubieras metido los dedos en el enchufe.

Aprovéchate del volumen de tus rizos

¿Te gusta llevarlo largo o corto? En función de tu elección, debes tener cuidado con el corte para que el volumen esté correctamente repartido.

Si eres fiel defensora del pelo largo déjalo más o menos por debajo de los hombros. Cuanto más largo, más peso, y este hará que se reduzca el volumen y tus rizos tengan un aspecto un poco más “triste”.

¿Prefieres las capas? Córtalas más o menos a la altura de la barbilla abriéndolas hacia las puntas y eso sí, hidratándolas de forma constante para que el rizo no pierda su aspecto natural y puedas evitar que tenga aspecto de pelo seco.

Trucos infalibles para un rizo hidratado

¡No te agobies! El cuidado del pelo rizado es mucho más sencillo de lo que parece. Si aplicas espumas rizadoras como la Curl Power de L’Oréal Paris y el rizo va perdiendo su forma por el peso, tan solo debes aplicar un poquito de agua para darle forma de nuevo. ¡No abuses!, con humedecerlo levemente será suficiente.

Hidrata muy bien las puntas para que no se convierta en un pelo seco y encrespado, estilo escoba. Y no solo para que lo puedas lucir nutrido y sano. Cuanta más hidratación aportes al cabello, ¡más fácil será peinarlo y moldearlo!

Y pensarás… ¿lo seco o lo dejo húmedo? En este sentido, secar bien el cabello también es imprescindible. La humedad puede ser el peor enemigo de tu pelo porque si no lo secas completamente, los restos de agua lo único que harán será aplastarlo.

Y como último consejo, pero no menos importante, ¡deja de tocarte el pelo! Si perteneces al grupo de mujeres que tiene la manía de manosearse el pelo constantemente, solo conseguirás deshacer el rizo además de engrasarlo.