30 abril, 2014

Las grandes ventajas de un secador de pelo profesional


6

Seguro que en más de una ocasión al salir de la peluquería has pensado: ¿por qué no me quedará a mí igual si yo lo peino de la misma manera? Pues muy sencillo, porque la potencia de un secador de pelo profesional como los que usan en las peluquerías es una de las bases de un buen peinado.

Si te has decidido a invertir en uno, te damos las claves para que elijas el mejor.

¿Buscas un acabado de peluquería?

A la hora de comprar un secador tienes infinidad de modelos en el mercado. Los más pequeñines son perfectos para sacarte de un apuro cuando te vas de viaje o cuando se te rompe el “secador titular”, pero debes recordar que son exclusivamente para eso, para sacarte del apuro, ya que su potencia es muy pequeña. Si no quieres tirarte horas secándote el pelo e intentando saber cómo manejarlo, ¡evita este tipo de secadores!

También los hay domésticos, con opciones básicas. Pero si quieres un acabado perfecto, los tuyos son los profesionales. Y es si usas el secador de forma habitual y constante, sus características te ayudarán a conseguir peinados mejor acabados y en menos tiempo. Con un cambio de secador, ¡conseguirás peinados como recién salidos de la peluquería!

Pero ahora viene el gran dilema entre utilizar secador o tener el pelo sano. Tranquila. ¡No tienes por qué elegir! Productos como Elnett Satin, el spray protector doble acción volumen, te ayudarán a proteger el cabello, a fijar el peinado y a no tener el pelo achicharrado. ¿Puedes pedir más?

Potencia y durabilidad

Uno de los factores más importantes para elegir un buen secador es la potencia. ¿Cuál elegir? Debe ser de entre 1000 y 2500, pero además tener diferentes niveles de calor, entre dos o tres es lo ideal, y al menos contar con dos niveles de flujo de aire (para que dé más o menos). De esta manera, podrás elegir una potencia inferior para el secado diario y otra mayor para los peinados más elaborados.

Un secador profesional es además mucho más duradero, ya que las resistencias con las que están elaborados son mucho más potentes y aguantan durante más tiempo.

Los secadores profesionales más modernos también incluyen elementos como la cerámica o la turmalina que emiten iones y calor infrarrojos, por lo que son mucho menos perjudiciales para el pelo.

¿Ya te has convencido de por qué deberías comprar un secador profesional?