14 febrero, 2014

Únete a las trenzas de espiga en San Valentín


22

Uno de los peinados que más nos fascinaba cuando éramos niñas era, sin duda, la trenza de espiga ¡pero no todo el mundo sabía hacerla! ¿Quién nos iba a decir que la trenza volvería ahora con más fuerza que nunca a nuestras vidas?

Un peinado romántico además de original, divertido y cómodo… y que ahora (benditos tutoriales) podemos hacernos siempre que queramos.

¡Reivindiquemos la trenza de espiga como adultas e It girls que podemos ser!

¿Cuándo? Aunque no se necesita un motivo especial para lucirla, te proponemos la ocasión perfecta: San Valentín. ¿Te atreves a evocar tu niñez en un día tan tierno?

Y es que las trenzas de espiga no se han quedado en absoluto en el cajón de los recuerdos. Se han convertido en indispensables, en lo más de lo más desde que en 2012 el mismísimo John Galliano se decidiera a subirla a una pasarela.

Si quieres deslumbrar a tu pareja con este peinado, ¡no te pierdas las siguientes indicaciones!

Trenza de espiga despeinada, ¿cómo hacerla?

Para empezar con la trenza de espiga tendrás que hacerte la raya al lado y dividir todo el pelo en dos mechones colocados de forma lateral para darle un toque más glamouroso.

A continuación, la idea es ir separando pequeñas cantidades de pelo de los laterales de los mechones e ir haciendo la trenza con ellos. ¿Cómo? Al mechón que tienes  más próximo a la cara le separarás un poco de pelo y lo cruzarás uniéndolo al otro mechón (el más alejado de la cara), siempre tensándolo bien. Haz lo mismo con el mechón de la parte trasera, es decir, coge un poco de pelo, júntalo en el otro mechón (el más cercano a la cara) y comienza a trenzar como si hicieras una trenza normal.

Cuando llegues a la punta, coloca una goma, sencilla, sin adornos y, una vez sujeta, ve abriendo los mechones para dar un aspecto más informal.

La trenza quedará ladeada y el aspecto será perfecto ¡sea cual sea tu plan para San Valentín!

¿Quieres lucir aún más espectacular?

Olvídate de llevar la trenza suelta y ¡atrévete con un recogido!

Los recogidos con trenza de espiga son de los más utilizados y además aportan un toque romántico y muy femenino. La guinda perfecta para ocasiones especiales como el día de los enamorados.

Una de las adictas a estos peinados es Emily Blunt, la actriz inglesa luce con este peinado un look delicado y romántico.

Así que si fuiste la reina del recreo y quieres brillar con luz propia en este día tan especial, no lo dudes y ¡apuesta por la trenza de espiga!