22 enero, 2014

Recogidos con trenzas: ¿quién dijo miedo?


29

Cuando te recoges el pelo, ¿cómo lo haces? A ver si lo adivinamos… ¿con una coleta? No te lleves a engaño,  por muy bien que te siente una coleta,  cuando te la haces es porque te dejas llevar por la vaguería, sin pensar que hay otras formas más originales de recogerse el pelo, por ejemplo los recogidos con trenzas. Son tendencia y lo serán las próximas temporadas.

Un recogido con trenzas tiene un resultado de lo más profesional y ¡sorpresa!, es mucho más fácil de lo que imaginas. ¡Manos a la obra!

Si tienes una cena especial, un evento o cualquier otro momento en el que quieras estar espectacular y diferente, el peinado ideal es un romántico recogido con trenza que recordará a la Antigua Grecia, ¿te imaginas ir con un peinado que podría haber llevado la bellísima Helena de Troya?

Simple, rápido y espectacular

Toma nota, que empezamos:

  1.  Recógete el pelo con una goma en una coleta, pero en vez de hacerla hacia el centro, como habitualmente haces, la harás un poco ladeada hacia la izquierda. ¡Que no cunda el pánico, que esto es muy sencillo!
  2. Con un peine, harás un agujerito en la parte de arriba y giraremos la coleta sobre si misma hacia adentro.
  3. Haz una trenza con la coleta sin necesidad de llegar al extremo del pelo. Pon una goma fina muy apretada en el borde y en la última vuelta deja el mechón a medio pasar para que la punta quede redonda.
  4. Coge la punta, engánchala en la goma que usaste para la coleta en el primer paso y, una vez sujeta, irás aflojando la trenza.
  5. El bucle que has conseguido, lo estirarás en horizontal y lo sujetarás a la cabeza con horquillas.

Para que quede mucho más naïf puedes colocar unas florecitas en diferentes partes de la trenza y… ¡Tan estupenda!

Recogido para una gala de los Goya

Otro recogido maravilloso que te hará sentir tan guapa como si fueses a recoger un Goya es el recogido griego. ¿Lista para comenzar?

  1.  Divide la melena en dos haciendo una raya en medio con un peine.
  2. En cada una de las mitades, haz tres trenzas básicas, seis en total.
  3. Carda las puntas para que no haya necesidad de usar gomas y que no se deshagan las trenzas.
  4. Ve cruzando las trenzas de dos en dos siguiendo la línea de la frente en horizontal hasta que tengas cruzadas las seis, sujetándolas con horquillas de moño, que son las más discretas, e intentando esconder las puntas y ¡voilá! Recogido griego perfecto.

Para que no se deshaga, fija los peinados con un toque de Elnett fijación fuerte que no apelmazará el pelo pero conseguirá que no se te deshaga tu obra de arte.

¿De verdad vas a seguir usando coletas?