22 julio, 2014

Dale un aire hippie a tu melena midi


44

La melena midi es de las de más de moda este año. Un corte práctico, casi a la altura de los hombros. Tiene muchas posibilidades pero es cierto que hay ocasiones en las que las dueñas de melenas midi pueden bloquearse y no ver como variar su peinado. Sobre todo en verano. Así que nos hemos fijado en una de las tendencias más refrescantes, la hippie, para ofrecerte varias posibilidades.

Ondas y diadema

Rompe tu melena estructurada gracias a unas ondas de estilo surfero. Son mucho más fáciles de conseguir de lo que parecen, incluso aunque tengas el pelo casi liso. Si no las consigues dejando secarlo al aire sigue estas sencillas instrucciones. Para darle el aire hippie final es fundamental un complemento. Puedes optar por una sencilla cinta de cuero atada a la frente o si lo prefieres una corona de flores. Este simple toque hará que tu estilismo sea completamento setentero.

Trenzas y más trenzas

Las trenzas son perfectas para conseguir un efecto hippie en una melena midi. Ya que no tenemos una longitud suficiente como para poder atar todo el pelo en una de ellas lo que tenemos que hacer es crear pequeñas trencitas dependiendo del resultado que busquemos. Con una raya en medio en el pelo podemos hacer dos trenzas laterales desde el medio hasta la altura de la oreja. Es una manera muy elegante de despejar el rostro. Ayúdate de laca Elnett para fijarlas.  Si queremos que nos caigan sobre la cara solo tendremos que hacerlas en vertical.  Puedes usar un cordón o cuero para unirlo a tu pelo y trenzarlo con él. Pero si no quieres que las trenzas se conviertan en protagonistas de tu look también puedes optar por hacerlas en la zona del pelo de detrás de la oreja…. para dar un ligero toco hippie chic complementa con un pañuelo a modo de bandana.

Semirecogido

Seguimos ayudándonos de las trenzas para conseguir un acabado de aire hippie pero esta vez vamos a darle un aire un poco más formal a nuestro semirecogido. Partimos de una raya en medio y haremos dos trenzas desde cada lado hacia atrás, para juntarlas en la coronilla con una goma pequeña. Y luego iremos cogiendo mechones sueltos y sujetándolos con ayuda de horquillas de moño a las trenzas. Solo algunos, de una manera muy desordenada. El toque final lo dan unas flores naturales tapando las horquillas. ¡Más hippie imposible!