27 enero, 2014

Recogidos de novia: El día más importante, ¿cómo me peino?


9

Llegó el día, ese que tu madre nunca creyó que llegaría. ¡Te casas! Y además de todo lo que hay que organizar, tienes que pensar en cuál será tu peinado.

Ese día todas las miradas van a estar puestas en ti y si no quieres ser la comidilla después de la boda con frases del tipo “iba muy mona pero… ese moño no la favorecía nada”, deberás prestar atención a tu peinado.

Para evitar los comentarios de tus envidiosas amigas solteras llegó el momento de elegir peinado.

Para empezar, ¿tienes claro el tipo de novia que eres? ¿Te gusta el efecto despeinado? ¿Estilo clásico o juvenil? ¿Boda en el campo o en la ciudad? Si te vas a casar a lo largo del 2014 y todavía no tienes muy claro dentro de qué grupos estás, te enseñamos varios recogidos de novia.

Trenzas, tendencia en 2014

Las trenzas se han convertido en tendencia, las hay de todos los tipos: de espiga, ladeadas o clásicas. Son perfectas para estilos juveniles o si tu boda es en el campo, conseguirás un toque romántico pero algo desenfadado. Además, son ideales si huyes de lo clásico y tampoco quieres llevarlo suelto.

Estilo desenfadado y original

Los semirrecogidos y las coletas bajas con ondas o de aspecto despeinado siguen la línea de las trenzas. Look desenfadado y novias jóvenes que se alejan del estilo clásico.

El moño tradicional

Pero no todas las novias son transgresoras y “súper modernas”. Si te tira más lo tradicional, tu peinado debe ser un moño o un recogido clásico que se adorne con broches o flores.

Muchos de estos recogidos tienen una doble función. Durante la ceremonia y la celebración se puede mantener recogido, pero cuando llega la hora del baile se puede soltar para darle un aspecto más informal y divertido.

Recogido bajo, un look clásico que no pasa de moda

Si siempre pensaste en tu boda como un momento muy romántico y clásico, lo tuyo son los recogidos bajos. Quedan bien a cualquier novia y, si no quieres arriesgar, ¡siempre son un acierto!

Y si sueñas con aportarle un toque vintage, tu recogido perfecto es un recogido bajo con velo de red.

El día de tu boda, ¡despéinate!

¿Quién ha dicho que un recogido no puede ser despeinado? Y es que no siempre tienes que estar perfectamente peinada y con la sensación de tener algo inmóvil sobre tu cabeza. Puedes hacerte un recogido despeinado, los que se conocen como los moños “nube”. Son llamativos y dan la sensación de volumen al recogido.

Difícil elección sí, pero el día más importante de tu vida merece que medites un poco y elijas el recogido que más te convenga. ¡Serás la reina de la fiesta!